Herramientas para la prevención y manejo del consumo de alcohol antes de los 18 años para que padres y madres conozcan por qué es un problema que los menores de 18 años consuman alcohol.

¿Por qué es más probable que los menores de 18 años tomen alcohol?

La adolescencia es una etapa de cambios a nivel biológico y psicológico, que por sí misma está relacionada con el aumento del riesgo respecto al consumo de drogas. Además, es una edad en la cual las presiones del medio generan un eco fuerte sobre el adolescente, incitándolo a realizar comportamientos riesgosos como el consumo de alcohol u otras drogas.

Algunos factores asociados al inicio del consumo son:

  • La expectativa de logro: la persona espera divertirse o “pasarla bueno” al consumir; no considera consecuencias sean negativas
  • Consecuencias favorables: interpretar el consumo como algo que puede dar estatus, que es “chévere”, que puede hacer ver a la persona como alguien interesante o divertida
  • Percepción de riesgo: la persona cree que hay nulo o poco daño en consumir la sustancia; no cree que haya efectos nocivos o considera que tienen poca peligrosidad
  • La presión grupal: la influencia que los otros ejercen sobre la persona para actuar o pensar de alguna manera (principalmente de la misma edad). Esta se da por invitación directa o por un efecto indirecto, cuando el joven observa lo que otros están haciendo y quiere hacer lo mismo para ser parte del grupo

Por su parte, otros factores inciden en el mantenimiento o permanencia del consumo. Estos son:

  • Condiciones individuales que favorecen el uso permanente de la sustancia. Pueden ser de la personalidad o condiciones biológicas. Un ejemplo claro, es cuando una persona sufre episodios de ansiedad (sudoración, aumento del ritmo cardiaco, preocupación excesiva), sin que haya un elemento en el entorno que los esté desencadenando. En este caso, los efectos del consumo de alcohol generan en el consumidor sensaciones de calma, disminución del ritmo circadiano y en la mayoría de los casos desaparece la sudoración, lo que aumenta la probabilidad de repetir el consumo de la sustancia debido a los beneficios percibidos
  • Factores de la familia y la cultura que favorecen el consumo, como maneras de comportarse que son bien vistas o roles que son aceptados socialmente y tienen que ver con el consumo de alcohol. Una muestra de esto es la asociación cultural entre la masculinidad y la capacidad de consumir la sustancia en altas cantidades, de tolerarla sin sufrir efectos adversos
  • Ausencia de grupos sociales que promuevan estilos de vida saludables. Muchos jóvenes incluyen el consumo de sustancias, como un elemento esencial de los espacios de esparcimiento, especialmente cuando hay un aumento en su vida social. De esta manera se normaliza un patrón de diversión y contacto social que está mediado por el consumo del alcohol u otras sustancias

El contenido de este Kit es una herramienta clave para modificar algunos de los factores aquí mencionados, por lo que le será de gran ayuda poner en práctica las recomendaciones que en éste se dan.

@ICBFColombia
Síguenos en:
youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

@RedPapaz
Síguenos en: 
youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

Red PaPaz sede nacional

Av (Cr) 15 # 106-32 Of 603
Tel: +(57) 1 6191832 - +(57) 1 6191834
Cel: 310 7561190
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Bogotá - Colombia

JoomShaper