¿En qué situaciones es más común que mi hija o hijo esté en riesgo de consumir alcohol?

Un adolescente que siente que no es aceptado entre sus círculos sociales es más proclive a hacer cosas para tratar de complacer a sus amigas y amigos, entre ellas, experimentar con el alcohol. Durante la adolescencia, un período de gran vulnerabilidad, es particularmente importante que madres, padres y cuidadores dejen saber a sus hijas e hijos que son aceptados y profundamente amados. Desarrollar una comunicación abierta, de confianza con ellas y ellos es esencial para ayudarles a evitar el consumo de alcohol, teniendo además mayores probabilidades de guiarles en la toma de decisiones saludables.

Otras situaciones que pueden generar un consumo temprano de alcohol por parte de niñas, niños y adolescentes son: divorcios, duelos, pérdidas, cambios de ciudad o institución educativa, peleas con sus amigas y amigos, o situaciones asociadas a la salud mental. Vivencias fuertes como las anteriores pueden hacer que niñas, niños y adolescentes sientan la necesidad de explorar con las bebidas alcohólicas, por lo que se recomienda un acompañamiento profesional durante circunstancias que puedan ser difíciles de procesar.

¿Qué puedo hacer si mi hija o hijo adolescente está organizando una fiesta en casa?

Para madres, padres y cuidadores que estén pensando tener una fiesta de adolescentes en casa, algunas recomendaciones para prevenir el uso de bebidas alcohólicas son[1]:

1

Establecer y llegar a acuerdos sobre unas normas claras para todos y ser firme con las consecuencias, por ejemplo, si la norma es tolerancia cero al uso de bebidas alcohólicas en personas menores de 18 años y alguien la incumple, inmediatamente la reunión se dará por terminada

2

Como madre o padre anfitrión de la fiesta, ayudar a hijas o hijos a construir actividades divertidas, ofrézcale alternativas, como diversos juegos de mesa o un espacio para jugar a hacer conciertos

3

Como madre o padre anfitrión de la fiesta, elegir responsablemente la música que se pondrá durante la celebración. Es importante romper la asociación que hay entre música y consumo de alcohol, se puede disfrutar y bailar sin consumir bebidas alcohólicas

4

Junto con las hijas o hijos, hacer una lista de invitados, considerando limitar la cantidad de adolescentes en relación con la cantidad de adultos disponibles para acompañarlos

5

Si es necesario, comunicarse con otras madres y otros padres para que acompañen la fiesta

6

Establecer un horario para dar por terminada la fiesta

7

Asegurarse de tener bebidas sin alcohol para ofrecer

8

Establecer reglas para pedidos de domicilios en las plataformas digitales y controlar su llegada

9

Estar presente, pero sin interponerse en la fiesta, ubicándose en un lugar donde sea posible observar y ayudar, por ejemplo, con la comida y bebidas

10

Acordar con las otras madres, padres y cuidadores que recojan a sus hijas e hijos, establezca como regla que todos los adolescentes regresarán a casa en la hora establecida.

¿Qué puedo hacer cuando mi hija o hijo adolescente va a una fiesta?

Las acciones que madres, padres y cuidadores pueden realizar cuando su hija o hijo vaya a una fiesta van en dos líneas:

 

Tenga comunicación directa con las familias anfitrionas y hacer acuerdos sobre:

1

La información con la dirección exacta y el horario de inicio y fin de la fiesta

2

Garantizar que sea en un entorno libre de bebidas alcohólicas o cualquier otra sustancia psicoactiva

3

Asegurarse que las familias anfitrionas estén todo el tiempo supervisando la fiesta y que compartan la visión sobre el no consumo de alcohol en menores de 18 años

Establezca acuerdos y límites claros con su hija o hijo:

A

Expresar a su hija o hijo que confía en lo que le ha enseñado en casa, los valores y la postura frente al uso de bebidas alcohólicas. Es decir, establecer claramente que no está de acuerdo en que él o ella usen bebidas alcohólicas en ese evento.

B

Recordarle cuáles son las normas establecidas

C

Asegurarse que su hija o hijo tenga cómo ir a la fiesta y volver a casa, ofrezca total disponibilidad para que le llame a la hora que sea o la que haya sido acordada para ir a recogerle

D

Establecer una señal de apoyo en caso de que la o el adolescente necesite que le recojan o que le apoyen en una situación de presión de grupo, puede ser un emoticón o una palabra vía mensaje de texto

E

Recoger a hijas o hijos en la fiesta, acordando con ella o él una hora de finalización del evento

[1] Healthy Children. Guía para los padres sobre las fiestas de adolescentes. [2015].