¿Qué es una sustancia psicoactiva?

Las sustancias psicoactivas son todas las sustancias naturales o sintéticas que, al ser consumidas, producen cambios significativos en el funcionamiento del cerebro y a su vez, en la manera como este procesa la información[1]. Pueden conllevar a alteraciones en las funciones que regulan pensamientos, emociones y el comportamiento. Las sustancias psicoactivas normalmente se clasifican según el efecto que ellas tienen sobre el sistema nervioso central.

 

Estas pueden ser:

image

Depresoras

Generan una reducción en la actividad cerebral, disminuyen las capacidades cognitivas y la actividad comportamental, es decir, “adormecen el cerebro”. Entre estas sustancias se encuentran el alcohol y la morfina.

image

Estimulantes

A diferencia de las depresoras, las estimulantes aceleran el funcionamiento normal del cerebro y generan comportamientos más acelerados. La cocaína y las anfetaminas son algunas sustancias psicoactivas estimulantes.

image

Alucinógenas

Producen alteraciones en la percepción de la realidad y aquello que se capta a través de los sentidos (visión, tacto, olfato, audición, etc). Un ejemplo de este tipo de sustancia es el LSD.

image

Mixtas

Son las sustancias que producen múltiples efectos, pueden ser depresoras y alucinógenas al mismo tiempo (como el cannabis o marihuana); estimulantes y alucinógenas (como el éxtasis); o depresoras, estimulantes y alucinógenas.

¿Por qué las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas?

En la actualidad, las bebidas alcohólicas son una sustancia psicoactiva legal para personas mayores de 18 años en Colombia. Este producto tiene un efecto depresor en el sistema nervioso del ser humano y afecta al cerebro porque altera los  procesos encargados del equilibrio, la atención, la visión, el lenguaje, la memoría, la toma de decisiones, la solución de problemas, el autocontrol, la gestión emocional y la producción de los movimientos.

Las bebidas alcohólicas varían en su grado de alcohol.  Algunas bebidas alcohólicas son producidas  por fermentación (cerveza, chicha, guarapo, vino). Estas,  usualmente tienen menor grado de alcohol en comparación con los licores que son obtenidos a partir de la destilación, como el aguardiente, el ron, el whiskey, el tequila, la ginebra, entre otros[2].

Sin embargo, sin importar los grados, cualquier cantidad de alcohol es perjudicial para la salud, en especial en niñas, niños y adolescentes.

 

 

[1] Organización Mundial de la Salud. Glosario de términos de alcohol y drogas [internet]. [1994].
[2] Organización Mundial de la Salud. Glosario de términos de alcohol y drogas [internet]. [1994].